Ultima Partida Header Logo
Cargando Contenido
Background-Image

Bitácora de un E3: Día 2

por

07.06.2012Artículo

Son las 9 de la mañana del tercer día del E3, dentro de una hora empieza el show y me queda por contar todo lo que pasó ayer. Si cubres una ferie de este tipo sólo, pasan estas cosas y te falta tiempo para todo, aunque como no me canso de repetir, merece la pena.

En fin, el día de ayer empezó como hoy, escribiendo hasta el último momento y casi llego tarde a la presentación que dio Nintendo en el hotel Hilton para mostrar a la prensa española el nuevo Castlevania: Mirror of Fate. La presentación fue de los más distendida, con varias bromas y los chicos de Mercury Steam se prestaron a responder la mayoría de las preguntas.

De todos modos, tuve que marcharme temprano de la presentación y pagar $10 en un taxi para recorrer 10 calles porqué llegaba tarde a otra cita que tenía en Electronic Arts. Allí me hice con un pase de prensa y estuve curioseando por los stands de Crysis (del que se podía ver una presentación o jugar a una demo), Simcity (solo presentación) y FIFA 13 (Presentación y Demo).

Este tipo de presentaciones y demos, que es común en todas las compañías, duran aproximadamente 20 minutos. Tampoco es que te puedas prodigar mucho que digamos y tampoco tienes tiempo para hacerlo.

Luego me pasé a buscar unos pases por Ubisoft para poder visitar sus stands al día siguiente y tuve la oportunidad de charlar un rato con el responsable de marketing de la compañía en España mientas, de fondo, unos bailarines amenizaban el stand con las canciones del nuevo Just Dance.

La siguiente parada del día fue en 2K, donde vimos XCOM y Borderlands y pude entrevistar a los responsables de ambos juegos, algo que me pilló totalmente en fuera de juego porque cuando una compañía te ofrece una ‘entrevista’ para el E3, lo que suele querer decir es que estarás en una sala sentado, pasarán un vídeo y podrás preguntar cosillas al desarrollador que de la conferencia.

En 2K tomé lo único que comí durante las horas en las que el showfloor estaba abierto, un pretzel, y luego intenté aprovechar los pocos minutos que me deja la agenda para ir de un sitio a otro para poder sacar las fotos del lugar y de las chicas.

El fin de jornada fue apretadito, Capcom y Hitman en el último par de horas. De Capcom pude trastear tranquilamente con Devil May Cry, un juego que, pese a la polémica que suscitó el cambio de protagonista, apunta maneras. La demo que tenían expuesta presentaba un pequeño tutorial donde poder explorar los distintos poderes del nuevo Dante y, luego, había una lucha con un Boss algo complicada, más que nada por no estar familiarizado con los controles y algunos detalles que no te contaban y que luego me mostró el desarollador que teníamos en la sala.

Tras esto pude pasar 5 minutos mirando como se movía el nuevo Resident Evil 6, con sus 3 campañas distintas y la posibilidad de disparar mientras andas, caes, esquivas,… Parece que han hecho caso a las críticas que le salieron a su predecesor. De todos modos, el tiempo apremiaba y tenia cita en Square Enix para ver Hitman, así que salí corriendo de allí (por suerte el booth de Square Enix estaba al lado).

Qué decir de Hitman, el juego luce fantásticamente y se conserva ese espíritu clásico de la saga en la que eres tú quien debe explorar los recursos disponibles en la misión y idear tu plan de ataque.
De hitman nos ofrecieron una demo guiada en la que nos mostraban las distintas posibilidades, desde el sigilo a intentar recrear un accidente para esconder un asesinato. Luego me tuve la suerte de poder jugar el nivel de ChinaTown que ha aparecido en múltiples vídeos y pude constatar que el juego daba la talla.

Tras cerrar las puertas del Showfloor, al volver hacia el hotel me encontré con compañeros de otros medios que junto a la responsable de relaciones públicas de Nintendo buscaban taxis para ir a uno de esos conciertos celebración de los 25 años de Zelda. Teniendo en cuenta que ayer jugaban los Kings en el Staples, el servicio de taxis estaba muy solicitado y uno de los pocos libres que encontraron, les pidió $60 para llevarlos al teatro. Ahí es nada.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *