Ultima Partida Header Logo
Cargando Contenido
Background-Image

Driver San Francisco

por

16.10.2011PCPS3Xbox360

Tras más de cinco años, Tanner vuelve a las consolas de sobremesa y al PC en el nuevo Driver San Franciso. En esta nueva aventura, tras capturar a Jericho, Tanner aguarda su transporte a la cárcel con cierta calma tensa y, como sospechaba, las cosas acaban torciéndose cuando un complot formado por guardias y una hermosa joven dispara con un lanzamisiles a la escolta del furgón que lleva a Jericho, le permite escapar.

Tanner decide perseguir a su archienemigo por las calles de San Francisco hasta que, al final, Jericho provoca un accidente que acabará con nuestro protagonista en estado de coma. Así, el jugador asumirá el control de Tanner en el sueño que le provoca el coma donde, a modo de realidad alternativa, podrá investigar lo que trama su malvado enemigo.

A nivel jugable, el hecho que Tanner se encuentre en coma y se viva todo en un sueño, aporta ciertas novedades en la jugabilidad de Driver pues, ahora, mediante el Shift el jugador podrá salir del cuerpo de Tanner y encarnar a cualquier conductor de San Francisco. Esto permite utilizar estrategias alternativas a la hora de completar las misiones.

Por otra parte, el Shift permitirá al jugador realizar misiones encarnando a otros personajes, desde policías a conductores temerarios que corren en busca de dinero, permitiendo observar la trama desde distintos puntos de vista. Asimismo, se han introducido una serie de retos en el juego con los que se pueden obtener puntos de voluntad.

Estos puntos de voluntad permiten desbloquear garajes donde comprar nuevos coches con los que recorrer las calles de San Francisco y realizar las misiones secundarias, así como acceder a retos especiales.

Por lo demás, el juego sigue los patrones clásicos de la franquicia en los que tomaremos el control de un conductor que deberá realizar una misión, desde huir de tus perseguidores hasta realizar carreras, pasando por misiones de seguir sigilosamente a un sospechoso o misiones donde debemos acabar con un coche enemigo. Cabe decir que en estas misiones resultan útiles un par de habilidades que se han añadido en esta ocasión, el turbo con la que ganas mayor velocidad y la embestida que te permite chocar con mayor fuerza.

Técnicamente el juego destaca en unos vídeos de gran calidad, en los que destacan los modelados de los principales personajes, el nivel de sus animaciones e, incluso, las texturas de la piel. Por otro lado, cuando tomamos el control es juego baja algunos escalones, resultando bastante solvente puesto que no hay errores que afecten a la jugabilidad, como esas clásicas ralentizaciones que sufren algunos simuladores de conducción.

De todos modos, el acabado gráfico no es el que se esperaría de un juego de tanto renombre. Se aprecian dientes de sierra en el acabado de los modelados, el detalle gráfico de los entornos, si uno se para y se dedica a mirarlo es bastante pobre y se hace uso de paredes invisibles para evitar que el jugador salga de la carretera, por ejemplo al realizar un salto, si pasas por encima de la valla del jardín de una casa, hay una pared invisible que te frena.

En conclusión, Driver San Francisco sigue los pasos de sus antecesores incluyendo pequeñas novedades para ofrecer un poco más de variedad al jugador y algunas horas más de juego si se quieren completar todos los retos. En este sentido es muy directo, si sigues las pautas que marca el juego y conduces rápido para completar la misión con la mayor celeridad posible, muchos de los pequeños fallos que tiene el juego se difuminan bien con la acción.

De todos modos, uno sigue teniendo la sensación que al juego le falta algo. Al fin y al cabo, Driver se sitúa jugablemente entre los simuladores de carreras urbanas y los sandbox, algo que antaño tenía sentido, pero hoy en día las posibilidades en cuanto a jugabilidad que ofrece el juego son escasas y las misiones se antojan algo repetitivas.
Sin embargo, cabe destacar que este juego viene totalmente doblado al castellano.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *