Ultima Partida Header Logo
Cargando Contenido
Background-Image

Mortal Kombat

por

21.04.2011PS3Xbox360

En la guerra entre la Tierra y el Mundo Exterior, Shao Kahn ha logrado fusionar los dos mundos y, tras una sanguinaria batalla, el emperador y Raiden están librando el último combate. Pero ahora Kahn posee un poder que supera a los mismísimos dioses antiguos y Raiden no tiene ninguna posibilidad de ser el vencedor, así que utiliza un antiguo amuleto para mostrarle la situación actual al Raiden del pasado.

Así pues el juego nos trasladará al principio de todo, al origen de la saga, al Mortal Kombat que decidirá el futuro de la Tierra. Para evitar que los habitantes del Mundo Exterior invadieran la Tierra se creó este torneo donde luchan los mejores de ambos lados y, en caso de que el Mundo Exterior lograra ganar el torneo diez veces seguidas obtendría el beneplácito de los Dioses Antiguos para invadir la Tierra.

Como comentaba antes, el juego nos sitúa en el décimo Mortal Kombat tras nueve victorias del Mundo Exterior. Raiden, el protector de la Tierra, ha convocado a los mejores combatientes para hacer frente a tal amenaza. Johnny Cage, un famoso actor con aires de grandeza que se toma la mayoría de cosas a cachondeo, Night Wolf, un chamán nativo americano con fuertes vínculos con el mundo espiritual, Sonya Blade, una hermosa marine americana que ha acudido al torneo con la intención de rescatar a Jaxx, su superior en el ejército y que sospecha que está encarcelado en alguna parte de la isla, Kung Lao, un guerrero Shaolin que tras ser derrotado por Liu Kang en el combate de clasificación, se hará pasar por guardia del torneo y así poder derrotar a Goro y, finalmente, el ya mencionado Liu Kang, un guerrero Shaolin destinado a ser el salvador de la Tierra.

Una vez más viviremos la historia de batallas entre ambos mundos y reescribiremos el destino de los personajes, ya no solo el destino de la Tierra, sino que también podremos participar en la venganza de Scorpion contra aquel que cree que destruyó su clan, Sub-Zero, o el devenir de los Lin Kuei que se están transformando paulatinamente en androides para ser unos asesinos aun más letales.

Más allá del modo historia que, dicho sea de paso, resulta sumamente interesante, dispondremos de otros modos de juegos tales como el clásico torneo en el que deberemos derrotar a diez oponentes, acabando con Shang Tsung y Shao Kahn, una “Torre de los Retos” donde se nos presentarán una serie de desafíos tales como derrotar a un enemigo bajo ciertas condiciones, eliminar a una serie de adversarios que irán viniendo con ataques a distancia,… Luego tenemos a parte unas subsecciones de esta Torre de los Retos que son los desafíos de suerte en los que, antes de luchar aparecerá una ruleta que determinará con quien lucharemos y bajo qué condiciones (sin brazos, sin cabeza, sin golpes especiales, envenenados,…), los desafíos de fuerza y los desafíos de golpeo en los que deberemos presionar los botones acción repetidamente hasta poder destrozar un objeto de un golpe, los desafíos de reflejos que es el juego de esconder una bola bajo una taza y, tras mover las tazas, ser capaz de identificar donde está la bola… lo único que aquí se hace al estilo Mortal Kombat, es decir, con partes del cuerpo sangrientas.

Además, el juego nos permite realizar Versus a nivel local de hasta cuatro jugadores o jugar vía Xbox Live en partidas de dos jugadores. Este título también dispone de una Kripta, donde gracias las monedas que vayamos ganando a lo largo del juego, podremos acceder a nuevos contenidos desbloqueables, ya sean nuevos Fatalities y trajes altornativos como ilustraciones y piezas de la banda sonora, a las que podremos acceder a través de la Nekropolis, la versión sombría del clásico modo Teatro.

A nivel jugable, el título nos presenta una serie combates entre dos contendientes de entre los 30 personajes disponibles, de los cuales el jugador podrá jugar con 27 (uno más en la versión de Playstation 3). Cada luchador posee su propio estilo de lucha, con sus combos, habilidades especiales y movimientos finales y los combates son de dinámica bastante ágil, donde los luchadores pueden encadenar muchas series de golpes seguidos pero esas series son de menos golpes que otros juegos del género.

Luego, Mortal Kombat no pierde en ningún momento el espíritu sanguinario de la franquicia, pues los mencionados Fatalities donde podremos destrozar literalmente al oponente derrotado siguen ahí, pero además se han incluido una serie de ataques devastadores llamados X-Ray donde podremos ver como se rompen los distintos huesos del adversario y podremos ver también cómo a lo largo de la pelea los contendientes van sufriendo heridas y se van manchando con la sangre del rival.

A nivel gráfico el juego luce excelente, con unos personajes diseñados al detalle, incluso cuando los vas hiriendo y unos entornos de lucha artísticamente a la altura de este juego. También es cierto que al ser un juego de lucha en scroll horizontal, no hay prácticamente interacción con el entorno y la zona de lucha está delimitada por paredes invisibles, esto le resta complejidad al entorno que viene a ser una animación tras los personajes, aun así, están muy bien diseñados y son muy variados, con lo que el juego no se hace repetitivo en cuanto a localizaciones.

A nivel sonoro el juego está igualmente cuidado, cada escenario tiene su propio tema que ambientará la pelea y podremos oír a los personajes dolerse tras recibir un golpe o vacilar al rival. En este sentido decir que el juego está prácticamente doblado al castellano en su totalidad, los videos los podremos escuchar en español y lo único que no ha sido doblado son los comentarios en las batallas, las breves frases que dicen los contendientes antes de empezar el combate. Finalmente, en este apartado, lamentar la ausencia de la ya mítica canción de Mortal Kombat.

En definitiva, la gente de Warner Bros nos trae un producto muy bien realizado, dinámico y entretenido que choca con la dudosa trayectoria que mantenía la franquicia en sus últimos tiempos con los crossovers, juegos de cuestionable calidad e incluso alguno que había dejado de ser un juego de lucha uno contra uno. Así que Mortal Kombat es un buen resurgir de la saga que hará las delicias de los fans y que, para todos aquellos que nunca se engancharon a la franquicia y le quieren dar una oportunidad, esta es la ocasión perfecta pues el modo historia les permitirá vivir la trama desde sus inicios.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *