Ultima Partida Header Logo
Cargando Contenido
Background-Image

The Elder Scrolls V: Skyrim

por

24.02.2012PCPS3Xbox360

The Elder Scrolls se consolidan como una de las franquicias de referencia en los juegos de rol de corte occidental, lo que quizás sea un premio a la constancia de un estudio cuyos dos primeros juegos de la saga no acabó de encontrar su espacio entre el gran público pero que, ya con Morrowind, empezó a abrirse paso y despuntó, sin duda, con Oblivion.

Ahora la saga llega a Skyrim donde los dragones tras años de letargo y paz, se alzan de nuevo para aterrorizar las razas que pueblan el continente. En el otro bando, un prisionero de guerra descubrirá que por sus venas fluye la sangre del dragón y deberá convertirse en el héroe que la gente necesita y emprenderá un largo camino para comprender y desarrollar su poder.

Con esta premisa, Skyrim permite el libre desarrollo de la historia ofreciendo múltiples posibilidades y un sinfín de misiones secundarias que llevar a cabo. Al empezar el jugador deberá elegir su raza, la cual proporcionará ciertos atributos únicos que pueden ser muy útiles dependiendo de la ruta que se desee tomar y a partir de aquí el jugador podrá elegir, con sus acciones, que habilidades desarrollar. Puedes ser un temible guerrero con pesada armadura blandiendo un hacha gigante, un pícaro que se mueve por las sombras y asesina a sus presas con presteza y sigilo o un mago que combina poderes de fuego y hielo. O simplemente un poco de todo.

Para los que no hayan jugado antes a un Elder Scrolls, el sistema de desarrollo del personaje se basa en qué las habilidades evolucionan al usarlas. Por ejemplo, si llevas una armadura pesada y te golpea un enemigo, tu habilidad con este tipo de armaduras aumentará un poco. Así, a medida que las habilidades individuales evolucionan el personaje va subiendo niveles, lo que permite incrementar su vida, mana o resistencia y, a su vez, desbloquear alguna característica propia de una habilidad que la mejorará.

De esta manera las formas de jugar a Skyrim son infinitas e incluso se puede dejar de lado la trama principal y dedicarte exclusivamente a hacer misiones secundarias, entrar en uno de los distintos gremios que hay en el juego, o simplemente dedicarte a cazar osos y forjar nuevas armas. Así, el juego contiene todo aquello que se puede esperar del género, una infinidad de NPC que te proporcionan misiones, mercaderes donde comprar y/o vender, herrerías donde preparar tus armas y armaduras, un vasto mapa poblado por mazmorras e innumerables enemigos, todo para dar al jugador la libertad para escribir su propia historia.

En el apartado gráfico, Skyrim luce de forma increíble. Cabe destacar el gran trabajo que se ha realizado en el diseño de exteriores, los paisajes gélidos de Skyrim, siempre cambiantes pero con ese frío nórdico como denominador común. Luego, las distintas ciudades que podemos encontrar han sido dotadas de su propia personalidad y dinámica, desde la oscura Riften a la viva Whiterun, y hasta los pequeños pueblos tienen sus propias dinámicas. La verdad es que se ha hecho un gran trabajo artístico en este juego. Por otro lado, evidentemente en un juego de estas dimensiones y, dado que Skyrim proporciona muchas horas de juego, las animaciones de los personajes podrían haberse pulido un poco más y se podría haber diversificado un poco los modelados.

La banda sonora también es digna de mención y es que se ha realizado un gran trabajo en este apartado dotando al juego de una serie de canciones que proporcionan la atmosfera necesaria en los distintos compases del juego. En especial, quizás, citar el tema principal del juego que ameniza las luchas contra los dragones y da ese plus de motivación y dota a la batalla de una épica especial, aunque sea el vigésimo dragón al que te enfrentas.

En un apartado más técnico, Skyrim tiene carencias importantes y, en ocasiones críticas. En un juego con estas dimensiones y con tantas posibilidades es inevitable que tras las fases de testeo se cuelen algunos problemas pues con el salto al gran público, siempre habrá alguien que haga algo que nadie antes había pensado en hacer. Pero más allá de los gazapos ocasionales, el gran problema es que hay bugs que afectan a las misiones y que, a veces, no te permiten avanzar. Esto es un problema relativo para los usuarios de PC que disponen de la consola y pueden avanzar el estado de la misión (aunque nunca es deseable que eso pase) pero es que en consolas, sin posibilidad de insertar códigos, esos fallos son críticos.

Asimismo comentar también algunos fallos del motor de físicas del juego que produce situaciones cómicas y algo rocambolesca que, como no podía ser de otra manera, han acabado generando escuela en youtube.

En conclusión, este es un juego que, personalmente, me resulta muy difícil valorar pues a nivel de juego, de posibilidades y de diversión es excelente, sin duda el mejor juego de 2011. Por otro lado, hay también una infinidad de gazapos que se han colado y que pueden afectar seriamente a la jugabilidad. El dilema viene porqué sus virtudes compensan sobradamente sus defectos pero permitidme recomendaros comprar en juego para PC, al fin y al cabo los parches llegan antes, tendréis a vuestra disposición las herramientas de edición y en caso de que encontréis problemas, siempre se puede hacer uso de la consola.

¿Dónde comprarlo? (24/02/2012) PC PS3 Xbox 360
Zavvi.es (PC | PS3 | Xbox360) 37,45€ 47,95€ 47,95€
Amazon.es (PS3 | Xbox 360) 52,26€ 46,67
Steam 49,99€

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *